Porno Adicción

Si tuviste la oportunidad de leer el artículo pasado conociste, quizá por primera vez, que la pornografía no es sólo un problema moral, sino que, después de un tiempo, puede tornarse en un problema más serio que necesitará de una intervención extra además de oración.

Debido al fácil acceso, comodidad de alcance y anonimato hoy en día casi todo mundo ve pornografía. Hoy queremos hablarte a grandes rasgos sobre cómo es que la pornografía afecta al cerebro y crea una adicción en quien la consume.

Se dice que una de las “ventajas” más grandes de mirar pornografía es la liberación del estrés (a través de la masturbación). Pero analizando esto un poco más a fondo, no es tal cual una ventaja. El punto principal de la pornografía y la masturbación es ayudarte a llegar al orgasmo por tu propia cuenta. El orgasmo te ayuda a liberar los siguientes compuestos químicos en tu cerebro:

  • Dopamina
  • Testosterona
  • Norepinefrina
  • Oxitocina
  • Vasopresina
  • Opiáceos Endógenos
  • Serotonina

Todos estos neurotransmisores provocan placer y una estimulación muy grande en el cerebro que hace que busque esa sensación más de una vez. El problema aquí es que esa repetición causa constancia y la constancia causa adicción.

El repetir prácticas como mirar pornografía y la masturbación puede causar:

1.     Insensibilidad al placer.

El cerebro humano está configurado para reconocer dónde y cómo satisfacer nuestras necesidades naturales. Si tienes sed, tu cerebro te va a recordar dónde y cómo conseguir agua. Y cuando somos estimulados sexualmente el área del cerebro que regula las emociones y el aprendizaje libera dopamina, esta hace que sintamos placer. Así el cerebro recuerda dónde fue la ultima vez que recibió gratificación sexual. Cuando una persona ve pornografía (sobre todo en temporadas largas) hace que su cerebro libere demasiada dopamina a la que el cerebro está acostumbrado a producir, lo cual causa un “agotamiento”. Esto significa que vas generando una resistencia a la cantidad de placer que recibes al mirar pornografía y busques más y más para volver a sentir una gran descarga de placer o alivio. A esto se le llama desensibilización ya que, por más que recibes de algo, más resistencia generas y más necesitas o demandas de eso mismo.

2.     Hipersensibilidad a la lujuria.

Mientras el cerebro se vuelve menos sensible al placer, se vuelve más sensible a las señales sexuales. El Dr. William Struthers nos explica en su libro Wired for Intimacy que mientras más nos exponemos a la pornografía nuestro cerebro prepara un camino por el que después de un tiempo tomará cualquier señal, por mínima que sea, de manera sexual. Y aunque jamás hayas visto a esa persona desnuda o en un contexto sexual el cerebro comenzará a percibirlo de ese modo.

3.     Debilidad en la fuerza de voluntad.

Estos últimos dos procesos mencionados toman parte en la corteza prefrontal del cerebro. Esa es la región cerebral que afecta la fuerza de voluntad. La cual nos ayuda a tomar decisiones basadas en criterios de sabiduría y moralidad. Cuando esta zona es debilitada por el continuo consumo de pornografía se debilita también la fuerza de voluntad. En este punto ya ni siquiera es un deseo, se vuelve una necesidad intensa. Los neurocientíficos definen este problema como “Hipofrontalidad”. Eso significa que la persona ya no tiene control sobre sus pasiones, sino que más bien es esclava de ellas. Nuestro cerebro está diseñado para evaluar las situaciones y las consecuencias. Pero en el caso de la hipofrontalidad, la persona tiene una limitada capacidad de usar su sano juicio. La parte prefrontal del cerebro es la que hace único al ser humano gracias a su racionalidad y conciencia, al estar afectada por el consumo constante de pornografía se hace más difícil tener el control sobre tu vida y tus decisiones, se ha vuelto una adicción.

El problema de las adicciones es que poco a poco nos impide vivir una vida plena y consciente y desarrollar todo nuestro potencial mental.

Queremos reafirmar que en Ya Basta estamos para ayudarte en este y muchos otros temas del área sexual de los que te estaremos hablando. Estamos seguros de que existe una esperanza para todo aquel que se acerque y esté dispuesto a comenzar un camino de restauración no sólo espiritual, sino física y emocional. Te animamos a que nos contactes, ¡estamos listos para escucharte y apoyarte! Tenemos programas con los que podemos caminar junto contigo o alguien que conozcas, y verás que Jesús no le tiene miedo a ningún tema, pregunta ni problema.

Te recordamos que muy pronto estará a tu disposición nuestra nueva herramienta: PORNO DETOX, lo estaremos anunciando en Facebook: Ya Basta e Instagram: Ya Basta Online.

Si quieres ver un video sobre este tema con un poco más de detalle puedes ir a este enlace 😊

Related Articles

Responses